Como controlar la ansiedad

Como Controlar la Ansiedad y Comer Sano al Mismo Tiempo

¿Cómo controlar la ansiedad y evitar esas ganas enormes por comer?

La ansiedad es una sensación que se caracteriza por una gran inquietud ante una situación de incertidumbre.

Todos la hemos sentido en algún momento. Especialmente cuando tenemos que enfrentarnos a una situación que nos crea mucho estrés.

Véase mi artículo salud mental: importancia y consejos para cuidarla.

Y es que sentir ansiedad no es malo.

El problema es cuando ésta se manifiesta con frecuencia y trae consigo “efectos secundarios”. Por ejemplo, el comer dulces para controlar la ansiedad.

¿Qué Sucede Cuando Tenemos Ansiedad?

Como controlar la ansiedad

Algunos de los síntomas que puedes experimentar cuando tienes un crisis son los siguientes:

  • Palpitaciones
  • Respiras rápido
  • Miedo o ataques de pánico
  • Mareos
  • Cansancio
  • Náuseas o malestar estomacal
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo
  • Ganas de comer o falta de apetito

En casos extremos, la persona puede sentir que se bloquea y entra en desesperación. Es aquí cuando se recomienda acudir al médico.

¿Qué sucede cuando las personas tratan de controlar la ansiedad a través de la comida?

Todos sabemos que el alto consumo en carbohidratos y grasas saturadas trae como consecuencia, problemas de sobrepeso y alteraciones del metabolismo que pueden afectar tu salud.

Como Controlar la Ansiedad con la Comida

Como controlar la ansiedad
Alimentación Sana para Controlar la Ansiedad

¿Qué puedo comer para controlar mi ansiedad y no aumentar de peso? Son dos de las preguntas que me hacen con mayor frecuencia.

El sentirnos ansiosos nos crea una sensación de vacio e inseguridad que luego llenamos con la comida. Como resultado, comemos movido por las emociones.

Es allí cuando aparecen los antojos por panecitos, tortas, galletas y cualquier harina (dulce o salado). Son los famosos ataques de hambre.

Para estos casos, existen alimentos que puedes comer y que te ayudarán no solo a controlar el estrés, sino también a comer sano y no sentirte culpable luego.

¿Qué alimentos puedes comer para calmar la ansiedad y no aumentar de peso?

Elige alimentos altos en fibra. Estos mantienen las bacterias en tu intestino bien contentas. Bacterias felices significa un cuerpo mas sano. Los vegetales verdes son una gran opción.

Tal vez el hambre que sientes, no sea hambre. En muchas ocasiones creemos sentir hambre, cuando en realidad lo que tenemos es sed. En momento de ansiedad, toma agua.

Come alimentos rico en proteínas. Incluye en especial aquellas de origen vegetal. Las proteínas te mantendrán llena por mas tiempo.

Como controlar la ansiedad

Los alimentos con sonidos al masticar ayudan. Prueba comer zanahoria cruda, o nueces y almendras. Además que aportan nutrientes y vitaminas, el sonido tipo “crunch” te puede calmar el estrés.

Incluye grasas saludable. Como el aguacate por ejemplo. Es un alimento muy nutritivo y de fácil digestión. Puedes comerlo de merienda e incluirlo en casi cualquier comida.

En vez de un pastel, una fruta puede ayudar mas. Se que en ocasiones te antojas por dulces. Pero intenta escoger frutas en vez de alimentos dulces que solo aportan calorias vacias. Fresas, arándanos, mandarinas y hasta bananos puedne calmar ese antojo.

Antes de abrir la nevera, primero intenta relajarte. Evita comer movida por tus emociones. Al momento de sentir ansiedad, busca otras alternativas para sentirte mejor.

Si todo lo anterior no funciona, busca ayuda. Un experto te puede guiar a encontrar la mejor solución que se adapte a tus necesidades. Si lo que buscas es bajar de peso, un especialista en la materia ayudará a planificar mejor tus comidas.

En casos extremos o de urgencia, consulta con tu médico por si necesitas medicamento o terapia.

Recuerda que lo mas importante es mantener la calma, no dejarte llevar por las emociones y buscar opciones saludables a la hora de comer.

Para mas consejos, puedes descargar gratis mi e-book: Guia Para Compensar los Excesos y puedas perder hasta 5 libros sin dietas extremas.

Porque comer Saludable No Debe Ser Complicado